TECNICAS PARA UN BUEN MASAJE RELAJANTE

masajes relajantes
Son fundamentalmente de siete tipos: roce, fricción, presión, percusión, movilización pasiva,
tracción y estiramientos.
Para aprender el desarrollo correcto de estas maniobras es conveniente seguir una serie de
recomendaciones:
No utilizar Parámetros prefijados: cada persona presenta unas características anatómicas, una
flexibilidad y un umbral de dolor diferente.
Estimular la línea energética en toda su longitud.
Repetir de una a cinco veces en función de las necesidades del cliente y del tiempo del masaje.
Para tratamientos relajantes se recomiendan 3 repeticiones por maniobra.
No causar dolor ni molestias ( el dolor produce un acto reflejo de defensa que impide el éxito del
tratamiento): el masaje tailandés de aceite es siempre relajante y placentero.
Asegurar la desnudez de las partes del cuerpo objeto de masaje que permita su aplicación efectiva.
Permitir siempre la utilización de la vestimenta que, sin perjudicar la ejecución de las maniobras,
proporcione confianza al cliente (incluso ropa interior desechable).
Cubrir al cliente con toallas cuando la maniobra lo requiera.
Nunca presionar sobre relieves óseos como la rodilla, el codo o los maleolos.
Nunca presionar sobre plexos vasculares importantes como cara anterior del cuello, axilas, cara
anterior del codo, ingle y hueco poplíteo.

Spa de alta calidad. La peculiaridad, un spa hinchable y portátil, asequible por su bajo precio para cualquier persona. Ideal para tu terraza, patio o jardín.

No hay comentarios:

Publicar un comentario